¿Es recomendable el uso de contratos inteligentes?

¿Es recomendable el uso de contratos inteligentes?

Probablemente, a estas alturas ya has oído hablar de los contratos inteligentes, e incluso tienes alguna idea de su significado. Los smart contracts, que en español se traducen por contratos inteligentes, no tienen nada que ver con los contratos a que estamos acostumbrados. Es decir, no se trata de documentos, sino de programas de ordenador.

Sin embargo, estos programas recogen los acuerdos entre partes, o contratos.

Aunque los programadores no son necesariamente abogados, los contratos inteligentes tienen algunas ventajas, como es que sustituyen a un posible juez o árbitro que habría de resolver un eventual conflicto entre las partes sobre el contrato, por el código. De esta manera, puede afirmarse que se descentralizan las relaciones de confianza gracias a la tecnología del blockchain.

Además, gracias a la automatización de este tipo de contratos, se simplifican en gran medida los diferentes procesos que constituyen la transacción.

Todo ello, sin olvidar lo más característico de estos contratos, que es precisamente, que se cumplen automáticamente. Es decir, se autoejecutan. Con ello, se evitan las posibles consecuencias de incumplimientos, numerosos conflictos, pleitos etc… Y se abaratan los costes. Si bien, no son susceptibles de ser modificados a posteriori.

Los contratos inteligentes nacen ligados al ecosistema del Ether, una criptomoneda, que ulteriormente sufrió un hardford o bifurcación en el código abierto de su blockchain, que ha dado lugar a dos criptomonedas diferentes, Ethereum y Ethereum Classic, sobre las que luego volveremos.

No obstante, actualmente existen otras firmas que ofrecen también contratos inteligentes, también Codius, SmartContract, Ivy Playground Rootstock  y Counterparty.

Posibles usos de los contratos inteligentes

Pídenos Presupuesto (1)El concepto de contrato inteligente, sin embargo, es anterior al ecosistema del ether, remontándose a Nick Szabo, que,  no contaba con tecnología capaz de llevar a cabo su idea. Idea que se hace realidad, gracias a la tecnología del blockchain, y a Ethereum Fundation.

De esta manera, desde 1997, los contratos inteligentes, una vez firmados, sólo pueden ser cancelados con Ether. Actualmente Ethereum o Ethereum Classic, según el contrato que hayamos elegido.

Las posibilidades de los contratos inteligentes en relación a determinados tipos de contratos son muy interesantes. Además, hay que tener en cuenta la posibilidad de dotar de atributos a las  criptomonedas. Las criptomonedas con atributos se denominan colored coins.

Si bien, teniendo en cuenta que los contratos inteligentes son programas informáticos, requieren conocimiento de programación, o externalizar la contratación del servicio.

Ya existen contratos inteligentes aplicados a apuestas o instrumentos financieros, como futuros, o relacionados con índices, bonos o acciones. Para este tipo de contratos puede ser necesaria la verificación de datos fuera del blockchain, lo cual es posible con herramientas como Oraclize  u Oracle.

Puesto que para poder asegurar el cumplimiento automático, los bienes o servicios han de estar conectados a Internet, esta es una condición necesaria para que puedan ser objeto de contratos inteligentes. Si bien, puesto que la evolución del Internet de las cosas favorece el control de mayor número de bienes de forma digital, el campo, se irá ampliando progresivamente.

Ejemplos de bienes controlables digitalmente son: cualesquiera objetos con algún tipo de conexión eléctrica como bombillas o electrodomésticos, y, pueden serlo, las cerraduras, que constituyen el elemento controlable en la ejecución de los contratos inteligentes de alquiler que existen en la actualidad (Slock).

Posibles usos de los contratos inteligentes

Otros ejemplos actuales de contratos inteligentes son los servicios en la nube de almacenamiento descentralizado (Storj), o los contratos inteligentes relacionados con el mundo de la música, reduciéndose los intermediarios (Imogen Heap). También, contratos inteligentes de servicios de autenticación de documentos, o que los incluyan, siendo el código quien da fe, de forma anónima, barata y segura (Blockverify y Stampery).

Y de cara a un futuro, las posibilidades se extienden a sistemas de seguridad, a los contratos de seguros, contratos eléctricos y transacciones de energía, que incluso podrían realizarse en su día sin intermediarios. O contratos con medios de comunicación pactándose el cobro por material consumido en vez de por tiempo, reduciéndose los costes para quien contrata y aumentando las posibilidades de rentabilidad para los medios. Entre otros.

Ethereum y EthereumClassic

Ethereum y EthereumClassic, ETH y ETC, son totalmente idénticas hasta un bloque determinado, (el 1.920.000). Es decir, hasta que se produjo el fork que las separó.

La bifurcación se produce como consecuencia de la solución adoptada tras el hackeo de la Organización Autónoma Descentralizada (un fondo de capital riesgo descentralizado cuyo objeto era la financiación de todas los proyectos que se realizasen en el ecosistema).

Por cierto, el contrato para formar parte de dicha organización, constituía también un contrato inteligente o smart contract de carácter complejo, que, entre otras cosas, exigía para separarse del contrato la no disposición de los etheres ganados durante el plazo de 28 días.

La solución mencionada consistía en devolver a sus legítimos propietarios los ether perdidos, a razón de un ether por cada 100 DAOs y se adoptó gracias a la existencia del plazo anteriormente mencionado por la mayoría de la comunidad.

Sin embargo, otra parte de la misma no adoptó el soft fork retroconvertible, por considerar que iba contra la filosofía del ether. Quienes adopataron la solución pasaron a formar parte de Ethereum, y quienes no, de Ethereum Classic. Actualmente, ambas criptomonedas tienen por objeto la creación y despliegue de contratos inteligentes, así como de aplicaciones estandarizadas. Ethereum está respaldado por la EEA, Ethereum Enterprise Alliance, que realiza contratos inteligentes para las compañías del Fortune 500.

EthereumClassic, mantiene la filosofía de la inmutabilidad del blockchain en los contratos inteligentes.

¿Cómo funcionan los contratos inteligentes?

¿Cómo funcionan los contratos inteligentes?

Los contratos inteligentes, como los contratos clásicos, constituyen formalizaciones de acuerdos entre dos o más partes en los que se especifican las condiciones u obligaciones a cumplir por cada una. En ambos casos ha de mediar el consentimiento y lógicamente han de tener una causa y un objeto. Aunque, el hecho de que estén al margen de la normativa, impide la exigibilidad de los elementos del contrato en los contratos inteligentes.

En caso de que alguna de las partes haya de actuar de forma mancomunada, la función multifirma en los contratos inteligentes, permite esta posibilidad.

Pídenos Presupuesto (2)La diferencias entre contratos clásicos y contratos inteligentes radican en que:

Los contratos clásicos se escriben en papel y los contratos inteligentes en código o en que

– Frente a la necesidad de acudir a los tribunales para solicitar el cumplimiento forzoso del contrato, en caso de incumplimiento por una de las partes, en el caso de contratos clásicos, los contratos inteligentes no requieren la intervención de nadie, y tampoco cabe el incumplimiento, porque se autoejecutan de forma automática.

En definitiva, constituyen una opción interesante, económica y rápida para evitar numerosos conflictos.

Abogados y contratos inteligentes

Para terminar conviene señalar que aunque los contratos inteligentes están fuera de la normativa, no necesariamente están fuera del campo de actuación de los abogados.

Así, los abogados están interviniendo en la actualidad en los análisis legales de futuras aplicaciones legales de blockchain, y de los contratos inteligentes. Además, también están entrando en los análisis legales de las ICO, inicial coin offerings u ofertas de criptomonedas como forma de financiación de proyectos.

Indicar asimismo que el Colegio de Abogados de Madrid se ha mostrado favorable al uso de contratos inteligentes, aunque no exista regulación, debido a las ventajas que pueden suponer, al menos, en algunos sectores.

¿Necesitas un análisis jurídico sobre contratos inteligentes? ¿Necesitas más información sobre el tema? No dudes en contactar con nosotros. En CURIACG estamos para ayudarte. Te remitimos presupuesto sin compromiso.

También puedes consultar:

– ¿Qué es Necesario para Ejercitar Derechos?. Prohibiciones de disponer.

– Tu sweet spot. Rendimiento sin esfuerzo.

– Consultoría Ambiental.

– Consecuencias del desconocimiento de la ley.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Por qué es importante el contrato escrito

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE EL CONTRATO ESCRITO?

04/11/2014

Es importante que quede constancia escrita de todos nuestros contratos para tener claridad sobre los acuerdos a los que llegamos, para que sirva de recordatorio cuando una parte olvida sus obligaciones, para que puedan ser interpretados por el tercero a quien se encomienda la resolución de un posible conflicto entre las partes, para servir de prueba documental de la existencia del contrato, de su fecha y de su contenido, y para cumplir con la forma especial para la efectividad del contrato que exige el párrafo último del artículo 1280 del Código Civil. Lee más…

conflicto entre marcas y logotipos

Conflictos entre Marcas o Logotipos, Nombres de Dominio y Razones Sociales. Su Solución Parte I

17/03/2015

En este artículo tratamos los conflictos entre tres tipos de signos identificativos, marcas y sus logotipos, nombres de dominio y denominaciones sociales. Lee más…

Responsabilidad del empresario. Pensar en tu negocio

Sociedad y Responsabilidad del Empresario. Una Nueva Forma de Pensar en Tu Negocio

30/11/2017

La constitución de una sociedad aporta beneficios en la práctica que exceden los esperados. Junto a la limitación de la responsabilidad del empresario que aporta una sociedad mercantil de capital, la sociedad tiende a cambiar la percepción del empresario sobre su negocio. Lee más…

Deja un comentario