¿Te interesa un Servicio Legal por Proyectos?

¿Te interesa un Servicio Legal por Proyectos?

En los últimos tiempos puede observarse una tendencia al ahorro en la empresa que desde luego afecta a la Asesoría jurídica. Si las grandes empresas están externalizando sus asesorías jurídicas para reducir costes que en algunos casos pueden llegar al 50%, en las pequeñas y medianas empresas el outsourcing de servicios jurídicos puede significar desde poder acceder a una asesoría jurídica, a utilizarla únicamente para lo que la necesitan.

Esta es la razón por la que están surgiendo empresas jurídicas que ofrecen un servicio legal por proyectos, como es el caso de Lawyers on Demand o de  Axiom Law, fuera de nuestras fronteras. Además, los propios abogados están siendo contratados tanto por empresas como por despachos para proyectos concretos.

Estos cambios también vienen motivados por el hecho de que está cambiando el tipo de especialización demandada, antes relacionada con las distintas ramas del derecho y cada vez más relacionada ahora con sectores o tipos de actividad. Aunque la experiencia es importante, la propia dinámica de la empresa exige que además sea necesaria una facilidad de aprendizaje y la capacidad de trabajar con autonomía para adaptarse a las características de cada proyecto.

Por otro lado, las plataformas jurídicas flexibles como es el caso de CURIACG, no sólo proporcionan el servicio legal por proyectos, sino que son capaces de dar respuesta y ayudar a la empresa en el caso de picos de trabajo. En definitiva, los procesos de outsourcing típicos de diversos departamentos de la empresa han llegado a la asesoría jurídica de empresa no sólo por razones de costes, sino en muchos casos, también por razones de eficiencia.

¿Cómo se evaluar la aportación de un servicio legal por proyectos al negocio?

Aunque pueden utilizarse diversas técnicas, en nuestra opinión lo más destacado de una asesoría jurídica es la aportación de soluciones creativas, pues la asesoría jurídica de empresa informa sobre los riesgos de las decisiones, pero también ha de contribuir a que la empresa pueda hacer negocio.

Además, resulta esencial que la empresa pueda disponer de la opinión jurídica en el momento adecuado por lo que la relación de la asesoría jurídica con el resto de la empresa, si es interna, o con la empresa en caso de outsourcing jurídico, ha de ser muy ágil. Cada vez es más importante involucrar a la asesoría jurídica en la estrategia de la empresa. De hecho, en las grandes empresas con asesoría jurídica interna, el área de negocio suele ser la que más demanda la presencia de los de los directivos jurídicos (91%).

Aún cuando los éxitos siguen considerándose a la hora de evaluar la aportación de la asesoría jurídica en una empresa, muchas veces las soluciones a los conflictos son complicadas y los éxitos no resultan tan claros. En muchas de las actuaciones de la asesoría jurídica (que no sean litigios u operaciones) no es posible medir los éxitos.

De ahí que existan otros criterios a considerar como la flexibilidad, la calidad de la información suministrada por los abogados, o incluso la mera rapidez, que puede ser muy útil en el día a día de un negocio.

Utiliza el servicio legal por proyectos para controlar y supervisar los riesgos de la empresa

Este es un tema clave en la empresa en el que la asesoría jurídica tiene una contribución esencial. Hasta el punto de que motiva la valoración positiva de la asesoría jurídica de una empresa casi en un 40%. En el caso de las grandes empresas, los abogados, internos o externos, forman parte de los diferentes comités de riesgos y de gestión de los órganos de gobierno.

En el caso de la pymes, y especialmente si contemplamos el outsourcing jurídico, ya sea como servicio legal por proyectos o de una forma más estable, el asesor jurídico por su honestidad y la calidad de su labor, debe ganarse la confianza del empresario como medio para poder asistirle de la mejor manera posible tanto en la toma de decisiones, como en la gestión de su negocio.

El servicio legal por proyectos o la asesoría de empresa tienden también a ser esenciales también al tratar los temas financieros, fiscales o de gobierno corporativo.

Puesto que la legislación y la normativa no son fijas, la asesoría jurídica externa o los abogados que forman parte de la misma han de mantenerse al día de las novedades, informando consecuentemente a los clientes.

Por último, conviene mencionar que aunque un abogado que realiza un servicio legal por proyectos suele cobrar proporcionalmente más que uno en plantilla, cabe la posibilidad de negociar un porcentaje de retribución variable en función de unos criterios de éxito determinados o de la aportación que se haga a la empresa. No obstante, este tipo de retribución, como en el caso de las empresas o los despachos de abogados, no suele exceder del 10% o del 20%.

Únete a nuestra comunidad

Deja un comentario