El catálogo de productos y servicios, una herramienta imprescindible para vender

Una herramienta imprescindible para vender productos y servicios

En primer lugar desvelarte que nos referimos al catálogo publicitario, haciendo eco de sus distintas posibilidades y formas de trabajarlo, de acuerdo con las necesidades o el tipo de empresa.

Aclaramos tus dudas sobre el catálogo publicitario y te proporcionamos algunas ideas sobre cómo crearlo

Se trata de una publicación que tiene por objeto que el destinatario tome conocimiento de los productos o servicios del remitente. Puede adoptar diversas formas, desde el folleto, uno de los formatos de catálogo publicitario más representativos, por su menor coste de impresión, que llega al buzón tras una previa segmentación sobre la base de la información que proporciona la dirección, tanto desde un punto de vista cuantitativo como cualitativo.

Con las nuevas tecnologías aparece también el catálogo digital, con muchos menos costes, en el que se reflejan los distintos productos o servicios de una empresa y suele ser utilizado como herramienta de publicidad. Es por esta razón que un catálogo no se limita a exponer los productos o servicios, sino que aporta también información de la empresa, como pueden ser los datos de contacto, la página web o las direcciones de los perfiles en redes sociales. Es decir, toda la información necesaria para que el consumidor pueda hacer uso de los servicios de la empresa que publica el catálogo.

El contenido debe procurar despertar la curiosidad del lector

Además, el contenido debe procurar despertar la curiosidad del lector para que visite la tienda o realice la compra y proporcionar a la vez información suficiente para que el interesado pueda decidir si un producto o servicio concreto es o no adecuado para cubrir sus necesidades. El primer punto se ve considerablemente favorecido, si la empresa tiene una e-commerce o pueden contratarse los servicios online, ya que la visita puede hacerse inmediatamente y la compra casi en unidad de acto.

Por las mismas razones, es aconsejable incluir formularios de registro o códigos de descuento que constituyen otro incentivo para la compra.

Aunque en el caso de un catálogo impreso, si se remite periódicamente comunica la imagen corporativa y genera un vínculo de confianza entre usuario y marca, existen numerosas ventajas a favor del catálogo online. Entre ellas, las posibilidades de mayor extensión y precisión con mínimo coste, lo que facilita destacar los puntos fuertes de la empresa y distinguirse de la competencia. Por otro lado, tanto el catálogo impreso como el digital, suelen conservarse más por el usuario que los folletos.

Crear un catálogo impreso u online

Los catálogos suelen conservarse más por el usuario que los folletos

En cuanto a la creación del catálogo de productos o servicios, según lo que hemos expuesto anteriormente, hay que distinguir si estamos hablando de un catálogo impreso o digital. No obstante, existen algunos puntos comunes a tener en cuenta, como el diseño, la portada, los colores, las imágenes, el número de elementos por página o el formulario de pedido.

Las ventajas del catálogo digital le permiten además ser mucho más dinámico gracias a los hipervínculos y archivos multimedia. Pero, incluso cuando se habla de un catálogo digital, éste puede presentar variedades, desde catálogos descargables, a catálogos de productos y servicios en la propia web.

En cuanto a la creación del catálogo de productos o servicios, según lo que hemos expuesto anteriormente, hay que distinguir si estamos hablando de un catálogo impreso o digital. No obstante, existen algunos puntos comunes a tener en cuenta, como el diseño, la portada, los colores, las imágenes, el número de elementos por página o el formulario de pedido.

Las ventajas del catálogo digital le permiten además ser mucho más dinámico gracias a los hipervínculos y archivos multimedia. Pero, incluso cuando se habla de un catálogo digital, éste puede presentar variedades, desde catálogos descargables, a catálogos de productos y servicios en la propia web.

Un paso más, crear un catálogo de proguctos en tu web

Igual que ocurre con los escaparates, algunas webs invitan a entrar, mientras en otras nos los pensamos más. Por ello, es importante aprovechar todas las ventajas de un sitio web. En internet, el tráfico necesario para conseguir clientes potenciales surge a través de las keywords o palabras clave. Por ello, es importante la estrategia de posicionamiento SEO, que no es más que optimizar cada página de tu web con palabras clave adecuadas, tanto desde un punto de vista técnico, como de contenido.

El objetivo es, claro está, aparecer entre los primeros resultados de los buscadores. Existen diferentes fórmulas de catálogos de productos y servicios en el mercado que se adaptan al tipo de usuarios que tiene cada empresa. Pero, vaya por delante, que tanto los catálogos impresos como online, siguen siendo contenidos altamente demandados por la mayoría de los potenciales clientes.

En empresas B2C el catálogo puede estar integrado dentro de la e-commerce

Desde la web, el catálogo puede trabajarse dentro de la e-commerce. De esta forma, todo el contenido del catálogo se muestra online. Esta fórmula de trabajar el catálogo es más propia de empresas B2C (Business to Consumer). Además, en estas empresas puede completarse con un catálogo impreso, que se remite a los usuarios que lo soliciten. Para ello, dichos usuaarios han tenido que facilitar su nombre dirección y datos de contacto a la empresa.

En empresas B2B suelen utilizarse catálogos descargables fácilmente accesibles, incluso desde el menu

Sin embargo, cuando la web pertenece a una empresa que trabaja con otras, (B2B o Business to Business), es frecuente que aparezca la referencia al catálogo en el menú, y que se posibilite la descarga. Incluso que haya varios catálogos adaptados a distintos perfiles. El motivo de la utilización de esta estructura es que es común que la decisión de compra no se realice por una sóla persona en la empresa cliente, o que ésta última haya de tener en cuenta otros factores, como los deseos de sus propios clientes. Este tipo de catálogos facilitan la discusión y pueden también enviarse por e-mail a los clientes. 

Sea como fuere el modelo de catálogo digital elegido, estos catálogos facilitan la venta de los productos, la información de los clientes, la actualización periódica, la interactividad y una experiencia más dinámica, además de contribuir al posicionamiento de la página web. También gozan de las ventajas de Internet, como el acceso permamente sin limitaciones geograficas o temporales.

¿Conoces el cambio de enfoque que supone un catálogo de servicios?

Al igual que en el caso del catálogo de productos, el catálogo de servicios permite a los usuarios conocer los diferentes tipos de servicios que proporciona la empresa. Si bien esto resulta bastante evidente en sectores que abarcan servicios tradicionales, para otros sectores es un cambio de paradigma, pues se para de proveer, por ejemplo, tecnología, a prestar servicios de tecnología a los clientes.

El catálogo de servicios favorece el enfoque basado en los beneficios que obtiene el cliente

En definitiva, se cambia del enfoque en las características del servicio proporcionado, al enfoque en los beneficios que obtiene el cliente o consumidor. Y, solamente este cambio, ya es positivo para incrementar las ventas.

Dicho en otras palabras, hay una transformación del catálogo desde una mera “base de datos” hasta el diseño de la parte del portfolio que se muestra a los usuarios. En este sentido, el catálogo de servicios ha de incluir información sobre procesos de solicitud, pedidos, información de contacto,  funcionamiento de los servicios, precios y entregas.

El catálogo de servicios falicita el posicionamiento del negocio y ayuda a definir la estrategia

Algunas ventajas del catálogo de servicios son que falicita el posicionamiento del negocio y ayuda a definir la estrategia, que, a su vez, contribuye a la toma de decisiones. Además, un catálogo de servicios te permite diseñar y mantener el mantener el control de tu negocio, puesto que eres tú quien determina como funciona el servicio y qué pueden esperar los clientes, y no a la inversa.

Únete a nuestra comunidad

Deja un comentario