¿Qué hace que un anuncio venda?

Contenidos publicitarios. ¿Qué hace que un anuncio venda?

No vamos a decir que la utilización de la palabra escrita es el único componente de la publicidad. Los anuncios publicitarios tienen mucho de trabajo en equipo. No sólo son esenciales los textos, sino también la intervención de diseñadores, maquetistas, fotógrafos, u otros. Sin embargo, a pesar de que nos encontramos en un mundo donde cada vez priman más los medios audiovisuales, cuando se habla de contenidos publicitarios, todo tiene un texto como centro. No se trabaja, por ejemplo, con un vídeo, sin saber primero lo que vamos a hacer. Es decir, lo primero que hace falta es un script. Un texto que establece las bases de todo lo que va a integrar el anuncio.

Sí, aunque parezca mentira los anuncios o contenidos publicitarios aún se fundamentan en la palabra escrita, que luego se traducirá en texto, o en palabras habladas, figuras u oraciones, que lleven al consumidor o usuario el mensaje que se planificó inicialmente por escrito.

Por ello, los contenidos publicitarios escritos son tan importantes.

Comencemos por analizar los estilos de presentación del mensaje más importantes.

 

Estilos de presentación del mensaje en contenido publicitarios

 

– Estilo lógico

Este tipo de estilo es fundamentalmente argumentativo.

Cuando nos referimos a productos o servicios, nos dirigimos directamente al hemisferio izquierdo del cerebro del cliente o consumidor. Es decir, le explicamos las razones por las cuales dicho producto o servicio merece la pena, o puede ser una solución para su problema. Si bien, en este último caso, se apela a hechos, pruebas, testimonios… E incluso a las garantías.

Se trata en definitiva de demostrar las cualidades del producto o beneficios del mismo, pero desde un punto de vista estrictamente racional.

– Estilo emocional

Este tipo de estilo se dirige principalmente al hemisferio derecho del cerebro.

Se quieren transmitir emociones, sentimientos.

Por un lado, se realizan apelaciones a los distintos sentidos (vista, oído , olfato, gusto y tacto).

Por otro, se busca conectar con sentimientos abstractos como amor, afecto, amistad, simpatía curiosidad, humor.

En este caso, cualquier descripción de un producto o servicio tiene relación con la persona que lo usa, con la experiencia, contemplada desde diversos ángulos o puntos de vista.

Este estilo, a su vez, puede dividirse en varios, según el tipo de emociones a las que apele. Y no hay que olvidar que no tiene que tratarse necesariamente de emociones positivas, puede apelarse también a emociones negativas. En este sentido, el estilo que se orienta a conectar con el miedo o sentimiento de pérdida del consumidor o usuario, suele ser uno de los más eficaces.

Pero también hay otros, como el que trata de motivar las estima del consumidor o usuario, el que trata de hacerle pasar un rato agradable, más humorístico o desenfadado; y la utilización de historias con las que el consumidor o usuario puede identificarse.

En definitiva, con este estilo lo que se busca es mover o generar un impulso en el público para que realice algo, bien para acercarse a determinados sentimientos positivos que le atraen, bien para alejarse de otros negativos que le repelen.

Este tipo de estilo suele ser más magnético.

– Estilo institucional

En este caso lo que se busca es obtener o mejorar la reputación de la institución que la realiza.

En definitiva, se trata de acercar la institución de que se trate a la mente del oyente, para que sea consciente de su existencia. Para que recuerde su labor.

No obstante, puede referirse también a una empresa o a una marca.

 

 

Estilos de presentación del mensaje en un anuncio publicitario

 

– Estilo informativo

Predomina el lenguaje claro, simple y breve, sin dejar margen a la interpretación.

El objetivo es que sea campado con facilidad y que el actuar no suponga esfuerzo para el consumidor o usuario.

– Estilo sugestivo

Este estilo busca aconsejar, proponer, evocar o insinuar al consumidor o usuario. Pero, después de transmitir el mensaje publicitario, el consumidor o usuario tiene que interpretarlo y decidir.

A su vez, el estilo sugestivo cuando se refiere a productos o servicios puede ser directo. Por ejemplo, aconsejando o recomendando. O Indirecto, evocando o insinuando, que deja más margen al público objetivo.

¿En qué consiste un anuncio?

Los anuncios o contenidos publicitarios suelen tener diferentes partes.

Se distingue un encabezado o título, posibles subtítulos y el cuerpo del mensaje. Además suelen añadirse otros elementos como el logo, la marca y el lema.

Pero,

Impulsando la acción de compra con los contenidos publicitarios

A continuación mencionamos una serie de consejos útiles para mejorar tus contenidos publicitarios. También puedes considerarlos como características de contenidos publicitarios efectivos.

Debes tener presente que al apreciar el valor de un anuncio publicitario, se da una fuerte componente subjetiva.

Por ello, la mejor forma de valorarlo es por sus resultados.

Así, se considera que el contenido publicitario es bueno cuando consigue el objetivo de conectar con el público objetivo e impulsarle a la compra o a realizar algún tipo de acción. En caso contrario, hablamos de un contenido que no ha tenido resultados, o no ha tenido los resultados deseados.

Es importante recordar que el mensaje tiene que tener como centro el público objetivo. Pues, de no ser así, difícilmente se va a conectar con él.

 

 

Impulsando la acción de compra con el anuncio publicitario

 

– Brevedad

Cuanto más breve mejor.

Contrariamente a lo que podría parecer, decir lo que se quiere decir con menos palabras, lleva más tiempo que hacerlo con muchas. Pero, es más fácil de retener.

– Claridad

La claridad siempre gana sobre la creatividad. Sin menospreciar, ni mucho menos a esta última.

– Legalidad

Es decir, conforme con la normativa y usos y costumbres del lugar.

– Carácter personal

Apela a la persona concreta. El cliente potencial. Sin ambigüedades y estructurado desde el punto de vista del cliente.

– Credibilidad

Debe responder a la realidad de lo que se anuncia. Debe ser veraz. Si bien esto no implica que no pueda conectarse con la imaginación.

Pero, recuerda: Se trata de un anuncio publicitario.

– Adecuación

Sirve para conectar con las necesidades de los clientes potenciales y para crear un deseo de obtener el producto o servicio, ya que este satisface las necesidades o deseos del cliente.

La mejor forma de conseguir que el contenido sea adecuado es conociendo bien los productos os servicios objeto del anuncio y poniéndose en la piel del cliente.

¿Quieres mejorar tus contenidos publicitarios?

Contáctanos.

Únete a nuestra comunidad

Deja un comentario